SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

EMOCIONES SALUDABLES, Transforma tus emociones negativas para alcanzar tu Máximo Bienestar

Reserva tu plaza, desde 69 euros, para el taller presencial que celebraremos el próximo 30 de Noviembre

martes, 22 de marzo de 2016

En realidad ¿tienes hambre?


Quizá en alguna ocasión te hayas visto dejándote llevar por el ansia de comer todo un paquete de galletas, terminar con la bolsa grande de patatas fritas o la tableta de chocolate y luego sentirte abrumada por la culpa teniendo que correr  a comprar el mismo producto a fin de borrar toda sospecha de la existencia de tu  “atracón”.

El problema se inicia cuando esos gustos se transforman en necesidades obsesivas y nos convencemos de que incluso "el cuerpo lo necesita".

Si estás harta de sentir que la comida es tu enemigo, pon atención a este pequeño consejo, adelanto del taller de “Alimentación Consciente con el que podrás comenzar a perder peso de forma intuitiva.

Imagina un avión que va camino a su lugar de destino. Aunque no lo parezca el artefacto no vuela en línea recta durante todo el trayecto sino que el aparato debe ir rectificando constantemente su rumbo, corrigiendo su camino hasta la llegada a su destino. Lo mismo ocurre cuando queremos adelgazar. Cuando percibo que me estoy pasando con la comida es bueno tomar consciencia de ello y corregir esa conducta para poder retomar el rumbo a mi objetivo.

La próxima vez que des ese primer bocado extra que te advierte de que ya has comido suficiente y vayas a tomar la decisión de seguir comiendo por favor ¡Para y toma una respiración!
Pregúntate: 
" ¿que sensación tengo después de atiborrarme de dulces? ¿me siento en equilibrio o en descontrol...?¿estoy mejor cuando me siento centrado que cuando pierdo el control?



El avión puede corregir su rumbo porque es una máquina perfecta y utiliza todo su potencial para poder dirigirse con precisión a su destino. Del mismo modo, tú puedes ser capaz de llegar a ese grado de dominio de tus recursos, de tu cuerpo y de tus emociones.

La propuesta es muy simple pero con la eficacia suficiente para practicarla y evitar caer una y otra vez en las garras del hambre emocional. 

Te propongo además un segundo ejercicio: crea una lista de cosas que te renuevan y/o te proporcionan placer como por ejemplo:
  •        Tomar 20 min. de siesta (hr en la q se producen los deseos irrefrenables de azúcar…)
  •        Salir a dar una caminata vigorosa por el parque más cercano
  •         Llamar a tu mejor amigo/a y hablar de planes para el fin de semana.
  •     Escuchar tu música favorita concentrándote en tus sensaciones.
Cuando te sientes mal y resuelves con comida puedes mirar las cosas desde otra perspectiva y si le dedicas unos minutos conscientes y utilizas los recursos necesarios puedes cambiar tu conducta. 

Seguro que se te ocurren muchas mas cosas con las que disfrutarías y que, de tenerlas interiorizadas, podrías utilizar para corregir los abusos con la comida y recuperar tu equilibrio. 


¿Cuántas de ellas te saciarían?  

Acude a las charlas sobre Alimentación Consciente que se ofrecerán este mes, o anímate a ensayar prácticas de Alimentación intuitiva

Descubrirás herramientas de "atención plena" que te ayudarán a disfrutar comiendo menos, y además a distinguir que tipo de "hambre" estás alimentando.



viernes, 19 de junio de 2015

Pautas eficaces para tomar buenas decisiones

¿Sabias que según datos de estudios estadísticos tomamos unas 217 decisiones diarias relativas a comida?  ¿Te sorprende que escojamos tan mal sobre que comer?

El investigador Roy Baumeinster nos cuenta que el hecho de tomar una y otra decisión va haciendo que nuestra habilidad cerebral de hacerlo bien, disminuya.  Experimentamos lo que se conoce como “fatiga decisional” sin casi ser conscientes de ello.

Nuestro cerebro funciona de la siguiente forma: el 95% de las veces toma decisiones automáticamente, por hábito o reactivo a las demandas del exterior. ¿Y cómo pordríamos tomar mejores decisiones en un mundo repleto de opciones?

La respuesta está en la “auto-consciencia” , algo similar a la tendencia mindfulness tan de moda hoy en día.

El primer reto es como resistirse a ser reactivos.
Muchas de las peores decisiones las tomamos porque somos empujados por un desencadenante externo que nos genera estados emocionales negativos. Reaccionamos instintivamente impulsados por las hormonas del estrés, en un estado de huida o lucha.

Esto está muy bien cuando te persigue un león, pero no es nada práctico en la vida cotidiana. Si reaccionamos sin intención, por mera reacción, es posible que luego cueste mas resolver ese problema.

Aquí tienes tres claves que te pueden ayudar a tomar decisiones verdaderamente buenas:

1º La primera clave es no tomar malas decisiones  ;)
Y todo comienza por tomar conciencia. Para ello es preciso poner atención  las señales de tu cuerpo que pueden estar advirtiendo cierto ataque o peligro. Señales como rigidez en el cuello u otra parte del cuerpo, cambios en tu respiración, emociones como miedo, ira…El mero hecho de sentir una emoción intensa no significa que tengas que hacer algo, al contrario. Puedes tomar un par de respiraciones muy profundas, centrar tu atención en el peso de tu cuerpo sobre tus pies, algo que te ayuda  a volver a tu realidad.

Estas pautas te permitirán ganar tiempo, ya que una vez que tu fisiología se calme, podrás pensar con mayor claridad y reflexionar sobre cual sería la mejor respuesta.

2º La siguiente clave sería el juego de perspectivas. Las partes primitivas de nuestro cerebro no están preparadas para considerar el futuro, y tienden a buscar la fuente más inmediata de gratificación que suponga menos dolor y malestar.

Demasiado a menudo utilizamos nuestra corteza prefrontal para racionalizar nuestras decisiones en lugar de prever las consecuencias futuras. Es usual ponernos excusas como, “me tomaré este postre, esta mañana he ido al gimnasio...", aunque puede que sea la primera vez que asistías al gimnasio en un mes. O bien, nos convencemos de posponer una tarea difícil y en cambio revisamos los email "urgentes" agotando nuestra energía para poder retomar el trabajo importante, mas tarde.

¿Que te parece esta solución?:
Cada vez que tengas que  tomar una decisión difícil hazte esta simple pregunta:
¿Qué opción va a añadir mayor valor en mi vida y felicidad en el futuro?

Habra casos en que priorizar lo urgente, pero también es fácil decirte a ti mismo que siempre tienen demandas urgencias y no dejar tiempo las cosas que pueden ser más difíciles de hacer, y realmente aportarían mucho valor añadido a tu vida. Una idea es comenzar con lo más importante a primera hora del día que es cuando tienes mas energía.

3. Y el mayor reto: como hacer lo correcto!, especialmente cuando no necesitamos que sea inmediatamente.

Para superar este bloqueo es necesario trabajar nuestros valores y convicciones, porque elegir solo en base a “lo correcto” puede implicar sacrificio e incomodidad.

Es la diferencia entre hacer lo que te hace sentir bien –quizá podrías conseguirlo tomándote un par de cervezas– o hacer lo que te hace sentir bien contigo mismo.

Responde con honestidad...: ¿dejarías de lado tus convicciones incluso si estuviese en juego la venta de tu producto? Si crees en la amabilidad y el servicio a los demás ¿prestarías ayuda a un amigo que lo necesitase aún cuando te sintieses cansado o sobrecargado?

Puedes comenzar siendo realista y preguntárte: ¿Qué decisión tomaría si decidiese desde mi "mejor yo"? ¿Quién quiero ser yo realmente? Encarnar nuestros valores en nuestra conducta diaria requiere valor para anular los impulsos más primitivos.

Piensa por un momento en alguien que te genero muchas emociones negativas hace poco. ¿Cómo reaccionaste? ¿tu comportamiento te ayudo a conseguir lo que querías realmente? ¿Fuiste consistente con la persona que querías ser?

Siempre tenemos la posibilidad de elegir nuestro comportamiento, sobre todo si tenemos como reto elevar nuestro "nivel de juego" cada día para sentirnos más satisfechos, mejores personas y más saludables.


(Ref.adpt.: "Be excellent at anything", Tony Schwartz, Harvard, BPC) 


jueves, 20 de marzo de 2014

¿Por qué nos cuesta integrar emoción y comportamiento?

Ser más inteligentes (racional y emocionalmente) y tener una vida plena con sentido es el objetivo de la mayoría de nosotros.

 La función principal de la inteligencia es dirigir bien el comportamiento.

Pero si nuestro comportamiento tan está influenciado por nuestras emociones, se podría deducir que lo verdaderamente inteligente y prioritario seria conocer en profundidad nuestras emociones y aprender a integrarlas de forma saludable en nuestro comportamiento.

¿Sabemos qué son las emociones, cómo actúan en nuestra vida y cómo condicionan nuestro comportamiento?

¿Cuál de las seis emociones básicas (miedo, tristeza, rabia, orgullo, amor y alegría) utilizamos en exceso, cual en defecto y cual de ellas tenemos prohibida?.

El conocimiento de uno mismo ayudará a equilibrar nuestras respuestas emocionales, enfocándonos en aquello que está alineado con nuestro talento y mejorando en todos los aspectos de nuestra  vida.


Únete a la experiencia de vivir tus EMOCIONES SALUDABLES

Próximo taller 22 de marzo, en Madrid.!



martes, 4 de marzo de 2014

5 formas de mantener una actitud positiva y dominar tus emociones

La capacidad de mantener una actitud positiva ante las dificultades de la vida a través de los pensamientos, es lo que determina nuestra salud emocional.

¿Te has dado cuenta como las palabras que utilizas para describir o interpretar lo que sucede a tu alrededor desencadenan emociones de felicidad o infelicidad?

Cuando eres capaz de ver las cosas de manera constructiva y buscas lo bueno en cada situación, la tendencia natural es a permanecer alegre y optimista.

Puesto que la calidad de la vida viene determinada por cómo nos sentimos momento a momento utilizar afirmaciones positivas, tener la habilidad de enfocarse en lo que se quiere y mantener la mente alejada de  aquello a lo que se teme es una habilidad que genera bienestar emocional.

Hoy te propongo algunas maneras de mantener esa actitud positiva. Se resumen en crear un pensamiento positivo que sea consistente con tus objetivos, mantener en mente lo que quieres hacer y la imagen de la persona que quieres llegar a ser.

Estas son las cinco ideas que pueden ayudarte a conseguirlo:

1. Decide de antemano que pase lo que pase no te vendrás abajo. Se trata de aprender a responder de una manera constructiva ante las experiencias. Deberás tomar una respiración profunda, aprender a relajarte y a observar la situación con neutralidad. Al tomar esta decisión con anticipación, realizas una preparación mental que evitará que pierdas el equilibrio cuando las cosas vayan a mal.

2. Neutraliza los pensamientos negativos. Se trata de repetirte afirmaciones positivas como: "Me siento saludable, me siento feliz, me siento genial!" Por ejemplo, cuando te dirijas a tu trabajo repite sin dudar: "Me gusta, me encanta mi trabajo!" Di cosas como, "¡Hoy es un gran día. Es maravilloso estar vivo!" La Ley de expresión nos dice:" Lo que se expresa se imprime" Y en realidad nuestros pensamientos tienen mucho poder. Comprueba como lo que te dices a ti mismo o a los demás es más probable no sólo que se repita, sino que se convierta en una parte permanente de su personalidad. Sino, piensa en ese “travieso de la clase” ¿recuerdas cómo se comportaba?

3. Considera los reveses inevitables de la vida como algo temporal, concreto y externo a ti, y mantén tu neutralidad interior. Mira a la situación negativa como un acontecimiento aislado y no lo pongas en relación  con otros acontecimientos potencialmente perjudiciales que puedan ocurrir. Hay factores externos sobre los que no tienes control, asúmelo y actúa sobre lo que si puedes influir (en ocasiones solo sobre ti mismo).

4. No es posible aprender o crecer sin pasar por adversidades que hay que enfrentar. Por tanto, dale la bienvenida a cada dificultad diciendo: "Cada experiencia trae una enseñanza nueva a mi vida, es una oportunidad para crecer", y luego, examina  la situación y extrae el mensaje positivo que pueda contribuir a mejorar tu situación o tu vida.

5. Mantén tus pensamientos enfocados en tus metas y tus sueños. Si las cosas van mal piensa que solo será temporalmente así. Puedes responder diciéndote a ti mismo: "Confío en el resultado perfecto de todas las situaciones de mi vida”, “Renuncio a que la realidad se ajuste a lo que debería ser”.

Decide ser  positivo y utilizar toda tentación de responder negativamente a alguien como una oportunidad para crecer.

La madurez emocional es la capacidad de ser objetivo ante “el caos” y no dejarse llevar por las emociones más derrotistas.  La persona que conoce sus emociones no tiende al enfado, se molesta o se distrae. Tiene la capacidad de hablarse de una manera positiva y de mantener su mente bajo control, independientemente lo que ocurra en el exterior.

El resultado de esta actitud madura es una mayor sensación de control e influencia sobre el entorno.

Si estás interesado en practicar estas actitudes potenciadoras y ver los efectos que tienen en tu salud, asiste a los talleres y conferencias gratuitas programados este mes de marzo y comienza a trabajar tus emociones más debilitantes (miedo, ansiedad, ira, etc.)

Inicia el camino de crecimiento personal y de tu salud!

viernes, 28 de febrero de 2014

La Leyenda de los Sentimientos

Os dejo uno de mis cuentos preferidos, habla de como nuestros actos y sentimientos se encadenan para dar sentido a nuestras emociones, espero que os guste! 

"Cuenta la leyenda que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando el ABURRIMIENTO había bostezado por tercera vez, la LOCURA, como siempre tan loca, les propuso: -¿jugamos al escondite? La INTRIGA levanto la cara intrigada, y la CURIOSIDAD sin poder contenerse preguntó: -¿al escondite? ¿Y cómo es eso?

-Es un juego- explicó la LOCURA - en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden y, cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes al que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego. El ENTUSIASMO se halló secundado por la EUFORIA. La ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso a la APATÍA, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La VERDAD prefirió no esconderse; ¿para qué? si al final siempre le hallaban; la SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo, lo que le molestaba era que la idea no había sido suya), y la COBARDÍA prefirió no arriesgarse...

-Uno, dos, tres...- comenzó a contar la LOCURA. La primera en esconderse fue la PEREZA, que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. La FE subió al cielo, y la ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: que si un lago cristalino, ¡es ideal para la BELLEZA!; que si la rendija de un árbol, ¡perfecto para la TIMIDEZ!; que si el vuelo de una mariposa, ¡lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD!; que si una ráfaga de viento, ¡magnífico para la LIBERTAD! Así que termino por ocultarse en un rayito de sol. El EGOÍSMO, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo... eso sí, sólo para él.

La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (¡mentira!, en realidad se escondió detrás del arco iris), y la PASIÓN y el DESEO en el centro de los volcanes, el OLVIDO... ¡se me olvidó donde se escondió!... pero no es lo importante.

Cuando la LOCURA contaba 999999, el AMOR aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado, hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores.

-¡Un millón!- contó la LOCURA, y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la PEREZA, sólo a tres pasos de la piedra. Después escuchó a la FE discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología, y a la PASIÓN y al DESEO los sintió en el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a la ENVIDIA, y claro, pudo deducir donde estaba el TRIUNFO. Al EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo; él solito salió desesperado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la BELLEZA. Y con la DUDA resulto más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún en que lado esconderse.

Así fue encontrando a todos: el TALENTO entre la hierba fresca, la ANGUSTIA en una oscura cueva, la MENTIRA detrás del arco iris... (¡Mentira!, ella estaba en el fondo del océano!), y hasta el OLVIDO, al que ya se le había olvidado que estaba jugando al escondite.

Pero solo el AMOR no aparecía por ningún sitio.

La LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas y, cuando estaba apunto de darse por vencida, divisó un rosal y las rosas... Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó.

Las espinas habían herido en los ojos al AMOR y la LOCURA no sabía que hacer para disculparse; lloró, rogó, imploró, pidió perdón, y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite en la tierra:
¡¡EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE, SIEMPRE, LE ACOMPAÑA!!"

Mario Benedetti

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Como Mejorar tu Vida a partir de tus Emociones: 3 claves!

¿Quién no quiere mejorar sus estados de ánimo, sus relaciones y vivir con mas alegría y felicidad?

Los seres humanos luchamos por tener emociones positivas como el amor y la felicidad, pero este objetivo se suele ver como un premio al final de un laberinto al que preceden emociones de sufrimiento (por simular algo que no soy), rabia (por hacer lo que no me gusta) o miedo (por tener tantos obstáculos con los que lidiar).

Una de las razones por las cuales generamos esta perspectiva es que vivimos en la incongruencia. En muchas ocasiones  no caemos en la cuenta del desnivel que existe entre el decir y el hacer en nuestras vidas, y por tanto, tampoco de las emociones negativas derivadas esa actitud.

Hoy te quiero dar 3 claves para que puedas salir de esa espiral emocional dolorosa y que mejore tu vida.


  1. Toma conciencia de la verdadera emoción sobre la que trabajar. Esta es la primera clave para que puedas vivir en armonía. Salirte de la mente y hablarte desde el corazón destapará tus emociones mas auténticas. Si por ejemplo esta mañana te has enfadado con tu hija por su desorden al no haber preparado todo lo que debía para sus clases y dejar todo tirado y muestras rabia, pero al consultar a tu corazón sientes tristeza por haberle gritado y sentir que no sabes como educarle bien, estas identificando la verdadera emoción sobre la que trabajar.
  1. Ve a los hechos que la generaron. Desde lo tangible es mas fácil observar que es lo que nos preocupa de una situación y como solucionarla.  Los hechos que desencadenaron tu tristeza, según el ejemplo anterior, es que todas las mañanas tienes discusiones por los problemas de organización de tu hija. Es una desordenada y saca tu rabia con sus despistes continuados. Pero podrías indagar mas y preguntarte ¿Que hay debajo de esos hechos? ¿mi ejemplo educa en el orden y la preparación? ¿como valoro yo el orden en mi propia vida?
  1. Identifica la posible incongruencia.  Si observas esa cualidad que criticas en tu propio comportamiento ¿podrías asegurar que se cumple en ti?. Quizá tus despistes y olvidos son frecuentes y sufres mucho por ello, o tienes dificultades en mantener tu casa ordenada. Al indagar en tus respuestas podrás identificar si existe algún sufrimiento relativo al orden en ti misma y que emoción puede estar desencadenando en ti. También puedes tomar mejores acciones y decisiones para ayudar a corregir esa situación. 
Cuando se pierde la consonancia con nuestras emociones reales podemos alargar sufrimientos. Dar un paso mas allá, escucharse y detectar nuestras incongruencias, es un habito que se aprende al transitar adecuadamente por nuestras emociones verdaderas.

Este jueves hablaremos de todo ello y conoceremos las claves y herramientas que nos pueden ayudar a identificar nuestras verdaderas emociones y responder saludablemente a ellas.

¿Te animas?

Si además presientes vaivenes emocionales que afectan tu bienestar y tu salud, el taller vivencial del día 30 de noviembre puede ser una oportunidad única para dejar de sufrir.
 (Abierta la reserva de plaza, asegura la tuya!)

jueves, 17 de octubre de 2013

Como hacer un Cambio de Perspectiva

Como dice el refrán popular, "nada es verdad, nada es mentira, todo depende del cristal con que se mira".Cada uno tiene una percepción mas o menos clara de como le va en su vida. 

Y tiene sentido posicionarse para saber de donde parto para avanzar, pero si el cristal no nos deja ver mas que una parte del problema, bloqueará la posibilidad de movernos a algo mejor.


Tampoco se trata de engañarse a uno mismo, ni de negar la realidad,  pero si te ves estancado en una situación, trata de cambiar el "cristal de tus gafas", de forma que te veas más grande ante esa situación. Como si de repente, te hubiese subido la autoestima.

Para evolucionar y estar mejor, debemos partir de una visión positiva de la realidad y tomar en su justa proporción los hechos en relación a nosotros, y nuestra postura en relación a esos hechos.

Se pueden cambiar las cosas simplemente mirándolas desde otra perspectiva pero lo que predomina, es la perspectiva mas negativa, todo lo malo que nos puede ocurrir.

Bien se trate de una cuestión laboral, financiera o personal, etc. se pueden generar mas ideas si cambia la percepción que tienes de ti mismo, a una mas positiva:

Para estimular este cambio repasa estas normas básicas, que un grupo de expertos norteamericanos ha elaborado para ser feliz:

- La primera es que el dinero no puede comprar la felicidad.
- Debemos saborear cada instante y crecer en la autoestima personal poniéndonos metas realistas.
- Es bueno cambiar de actividad un cierto tiempo a lo largo de cada jornada.
- Hay que poner buena cara, incluso cuando uno no se sienta feliz. 
- Dormir 8 horas, comer 5 veces al día, hidratarse y trabajar la respiración son tributos básicos para la salud y energía

¿Como cambia desde aquí tu perspectiva?