SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

viernes, 30 de septiembre de 2011

Vacía Tu Taza

Una de mis historias favoritas es la del sabio budista y el maestro Zen. Y dice algo así:


“Un erudito tenía extensos antecedentes en los estudios budistas y era un experto en  la materia. Vino a estudiar con un maestro Zen y después de darse los saludos correspondientes, le pidió que le enseñara Zen. Entonces el erutido comenzó a hablar de sus extensos antecedentes doctrinales. Hablaba y hablaba acerca de las tantas Sutras que había estudiado.

El maestro Zen escuchaba pacientemente y entonces comenzó a hacer té. Cuando estaba listo, empezó a verter el té en la taza del erudito hasta que comenzó a derramarse y cayó al piso. El erudito vio lo que estaba pasando y dijo en voz alta:

- ¡Para, para! La taza esta llena; No puedes ponerle más.
 El maestro dejó de verter y dijo:
-         Tú eres como esta taza; estás lleno de ideas, más ideas y opiniones.
Tú vienes y pides que te enseñen pero tu taza está llena; no puedo echarle más.
Antes de que yo te enseñe tienes que vaciar tu taza.!”

A veces permanecemos tan encadenados a nuestras propias ideas y opiniones, que nos sobran razones para permanecer inmóviles y apegados a nuestro duro destino.
Todo está cerrado y lleno en nuestras vidas, así que, si no nos vaciamos de algo, si no renovamos nuestrs experiencias,  nada más podrá entrar.

Recuerda....
  • Dentro de lo simple, hay abundancia.
  • Puedes dejar de lado ciertos pensamientos condicionados que te encadenan
  • Puedes liberarte de la prisión de tus propias reglas.
 ¡Puedes Vaciar Tu Taza!

0 comentarios:

Publicar un comentario