SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

jueves, 10 de noviembre de 2011

¿Alguna vez has tenido una Mala Actitud?

Con toda seguridad tu respuesta será un Sí, pero independientemente de ello me gustaría que por un momento reflexionases sobre esta afirmación: " Tu actitud es una elección". Si continúas leyendo podrás entender el porqué.

Podrías estar frente a miles de problemas, muchos o la mayoría sobre los que no tienes absolutamente ningún control. Sin embargo, siempre hay una cosa sobre la cual tienes pleno y absoluto control y es TU propia ACTITUD

La actitud es la combinación de tus pensamientos, sentimientos y acciones. Tu mente consciente controla los sentimientos y en última instancia determina si tus sentimientos serán positivos o negativos según el pensamiento que elijas. Tu cuerpo muestra tus opciones a través de tus acciones y tu comportamiento.

La actitud es en realidad un ciclo creativo que comienza con una selección de pensamientos que desencadena tu actitud. A medida que internalizas las ideas, te involucras emocionalmente con tus pensamientos y das el segundo paso en la formación de una actitud, todo tu ser-  mente y cuerpo - se mueve hacia una nueva "vibración".

Los resultados positivos son siempre el efecto de una actitud positiva. La actitud y los resultados son inseparables.

Hay un término que se utiliza para describir esta filosofía, se llama "La Ley de Causa y Efecto". En pocas palabras, si piensas en términos negativos, obtendrás resultados negativos, si piensas en términos positivos lograrás resultados positivos. Ralph Waldo Emerson apoyaba este punto cuando dijo: "Una persona es lo que piensa durante todo el día."

Los resultados de tu vida no son más que una expresión de tus pensamientos, sentimientos y acciones. Echa un vistazo a tu vida y evalúa tus resultados en diferentes áreas. A ver si eres capaz de relacionar tu actitud con los resultados.

El mensaje que quiero ofrecerte hoy es que eres capaz de cambiar tu vida tomando una simple decisión.
Te reto durante unas semanas a que "actúes como si te fuera imposible fracasar". Simplemente tomando conciencia de que puedes elegir tus pensamientos, y,  día a día, vas a ir cambiando de perspectiva.

Tienes el poder de elegir una vida abundante, sin importar tus circunstancias. Tu elección activa te permitirá atraer otras personas y oportunidades positivas a tu vida. No esperes para ser positivo y feliz de acuerdo a tus circunstancias; crea primero esas circunstancias a través de tu actitud.

Comienza hoy mismo a trabajar en ello y da la bienvenida a una vida abundante!



Reflexiones adaptadas; Bob Proctor. Coach Profesional


0 comentarios:

Publicar un comentario