SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

lunes, 19 de diciembre de 2011

La habilidad para ser un infeliz, en 8 pasos

¿Te has dado cuenta que la infelicidad, la tristeza y otras emociones negativas suelen venir acompañadas de creencias sobre como son los demás, las dificultades que hay en el mundo, las críticas que nos rodean, etc.? 

En cierto modo, hay un tipo de habilidad aprendida que nos predispone a pensar de una manera específica, a buscar “culpables” que alivien nuestro malestar y  que justifiquen nuestras emociones negativas. 

Si quieres mejorar esta habilidad y llegar a estar verdaderamente triste, acelerar tu dolor y depresión… no dudes en practicar este listado de comportamientos que me sorprendió navegando por la red :

1. Juzga a todo el mundo.
Si quieres agravar cualquier enfado busca a alguien para juzgarlo y comenta en tu entorno lo terrible que es. Juzgar a otras personas es una vía rápida a la infelicidad.  Cuando juzgamos a los demás conectamos con lo peor de las personas. El primer paso hacia la tristeza total, es comenzar a juzgar “al otro” y juzgarlo tan duramente como sea posible para que la caída sea grande.
 
2. ¡Quéjate de todo!
Cuando nos quejamos nuestra sangre se pone en ebullición. Nos centramos en gran medida de las cosas negativas que nos rodean. Puedes empeorarlo todo si te quejas de la gente que has estado criticando. Entonces matas dos pájaros de un tiro. Quejarse es impresionante y si te quejas todo un día tu recompensa será sentirte mal, más de una semana. Haz esto en especial cuando te reúnas con una de esas personas molestas que siempre están felices. Si haces esto puedes hacerlos caer contigo, entonces pueden quejarse juntos, ¡impresionante!
 
3. Mira lo que este mal y destaca sus defectos.
Este es un objetivo perfecto cuando se trabaja en la actitud negativa. Sé perfeccionista y a continuación, búscale los fallos a todo. Piensa acerca de los malos conductores, las malas carreteras, la economía, su familia, la comida para el almuerzo, la política, la inseguridad y todo lo demás que esté mal. Y lo estupendo de esto es que puedes  encontrar algo malo en todo! Así que, ponte en marcha. ¿Por qué ser feliz cuando se puede encontrar fallos en todo lo que ves?.
 
4. Júntate con personas negativas y desgraciadas.
Sí, otras personas infelices son una gran manera para que te deprimas fácilmente. Es muy bueno pasar el tiempo con gente que tiene alguna de estas 8 cualidades. Si son siempre negativos, entonces debes copiar cada palabra que dicen, sus gestos y postura. Te recomiendo que pases un par de horas diarias con alguien que no es feliz. Esto realmente puede  drenar tu  felicidad.

5. Cuando te equivoques, recuerda lo estúpido que eres.
Esta es una muy buena. Insúltate a menudo y saca a relucir tus fallos a menudo. Date cuenta de lo estúpido que eres. No se olvide hablar mal de ti mismo tanto de forma verbal como no verbal. Tortúrate con tus errores y tu pasado. Si necesitas algunas sugerencias puedes decirte cosas como "Soy idiota". "Me odio", "Nunca lo lograré", "No sirvo",  etc.
 
6. Critica al máximo.
Esta es la que más me gusta. Debes criticar todo lo que ves. ¡Todo! Y si alguien más está presente, entonces realmente debes hacerle saber lo que piensas. No sólo sobre el mundo, sino sobre esa persona también. ¿Por qué deben ser respetadas si no son perfectos?. Critícalos a ellos también. Ellos te odiarán por ello y te hará aún más infeliz.

7. Asume siempre que puede pasar lo peor.
Siempre cree que nada va a funcionar. Todo te saldrá mal. Todo el mundo te odia. Todos se aprovechan de ti. Todo el mundo está en tu contra. Todo el mundo quiere que fracases. Nunca te olvides de asumir el peor resultado posible. Suponer lo peor y contárselo a todos te ayudará en tu búsqueda de la infelicidad.

8. Elimina el perdón y la compasión de tu vocabulario.
Guarda rencor. Odia. Desprecia. Nunca perdones. El perdón es tu enemigo. Si hay algo que traerá más felicidad a tu vida es el perdón. Al perdonar a alguien, inmediatamente te sientes libre y feliz. Esta es la última cosa que un solicitante de la infelicidad está buscando. Queremos odiar para siempre. Así que nunca perdones. Recuerda a los demás el mal que te hicieron. Cuanta más gente le cuentes lo que te hicieron, más infeliz te sentirás. Ellos también te contarán acerca de las personas que les hicieron mal. Y juntos pueden sentirse miserables! Realmente acelerarás tu caída en el abismo de la desesperación.

 La mejor manera de terminar el día, es ver las noticias una y otra vez, antes de ir a la cama para que   puedas llenar tu mente con todo lo que va mal y asegurarte las peores pesadillas.

Espero que estos pasos te sean de gran ayuda para lograr toda la infelicidad que deseas.

ADVERTENCIA: Para aquellos pocos que estén interesados en ser FELICES el primer paso es hacer todo lo opuesto a lo dicho anteriormente ;)


0 comentarios:

Publicar un comentario