SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

domingo, 17 de junio de 2012

Momentos Difíciles

"Hay  momentos en que la vida nos exige tener valor para aceptar cosas aparentemente inaceptables, como la muerte de un ser querido, una separación, enfermedad, la pérdida de un trabajo, etc. 

En esas ocasiones, nos preguntamos si seremos lo bastante fuertes para afrontarlo. 

Aceptar los reveses de la vida es difícil y doloroso. Es natural y hasta sabio quejarse cuando nos sentimos llenos de rabia e impotencia, porque eso forma parte del proceso de avanzar hacia la aceptación de lo inevitable.  Pero, si en realidad deseamos cerrar la herida emocional, física o espiritual,  el dejar de oponer resistencia a lo ocurrido, puede empezar a sanar el dolor.

Para facilitar el proceso, piensa en tu vida como si fuese un tapiz. Al apretar la nariz contra la pieza del "ahora", no vemos el conjunto con claridad, y ni siquiera esa parte del "ahora". Cuando nos sucede algo que percibimos como inaceptable, puede que estemos tan cerca del tapiz que no podamos interpretarlo en el dibujo global de nuestra  vida. Al retroceder y observar ese conjunto, esa situación contribuirá a nuestro propio crecimiento de alguna manera y además, aumentará la belleza y el  valor del  tapiz en su conjunto.



Quizás no logremos ver la razón o la belleza en esta vida, pero tenemos que confiar en la benevolencia del Universo, y sobre todo, en los momentos más difíciles e intentar creer que el velo terminará por abrirse y que lograremos comprender.

Aceptar lo inaceptable es extremadamente difícil y, debido a ello, tenemos que ser muy afables con nosotros mismos cuando intentamos hacerlo. Aflojar la resistencia abre la puerta a la aceptación y a la serenidad".


(Adaptado texto Internet.)

0 comentarios:

Publicar un comentario