SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

jueves, 26 de septiembre de 2013

Dolor Crónico en función de las Emociones

El dolor crónico es una de las patologías mas costosas en Estados Unidos, afectando a más de 40 millones de  personas y el dolor de espalda es una de las dolencias más prevalentes en la mayoría del mundo.

Pero no todo el mundo tiene la misma capacidad de enfrentar el dolor, ni de recuperación ante una lesión. La publicación aparecida en la revista Nature Neuroscience, nos da alguna sorprendente razón del porqué.

Así, mientras algunas personas se recuperan sin volver a sentirlo nunca, otras quedan con dolor crónico durante largos plazos de tiempo. 

Una nueva investigación realizada en la Universidad de Northwestern Chicago, parece haber dado una respuesta que vincula el dolor a las emociones de un individuo. Según los investigadores la respuesta emocional de cada persona a una lesión puede ser diferente e involucra la comunicación de dos regiones del cerebro: La corteza frontal y el núcleo accumbens. Estas son las zonas encargadas de las emociones y la motivación. Cuanto mayor es la comunicación entre esas dos regiones, mayor es la probabilidad de que el individuo desarrolle dolor crónico.

"Una lesión en sí misma no es suficiente para explicar porqué se siente dolor continuo" explica el profesor Vania Apkarian, quien dirigió el estudio.

"Éste tiene que ver con la lesión combinada con el estado emocional del cerebro".

Quizás esto se debe a que inicialmente estas secciones del cerebro están más agitadas en ciertos individuos, o podría haber influencias genéticas y ambientales que predisponen a estas regiones del cerebro a interactuar a un nivel excitable

Nueva información para el desarrollo de nuevas terapias para el tratamiento del dolor crónico.

La investigación involucró a 40 voluntarios que habían sufrido un episodio de dolor de espalda que había durado entre uno y cuatro meses.

Ninguno de los voluntarios tenía un historial de dolor de espalda previo.

Cada uno de los participantes fue sometido a cuatro escáneres cerebrales en el curso de un año.

Con los resultados de los escáneres que mostraban el nivel de comunicación entre la corteza frontal y núcleo accumbens los científicos pudieron pronosticar con 85% de precisión quiénes desarrollarían dolor crónico posteriormente.

Según el doctor Apkarian, a mayor respuesta emocional del cerebro ante la lesión inicial, mayor probabilidad de que el dolor persista una vez que la herida ha sanado.

"Quizás esto se debe a que inicialmente estas secciones del cerebro están más agitadas en ciertos individuos, o podría haber influencias genéticas y ambientales que predisponen a estas regiones del cerebro a interactuar a un nivel excitable", dice el investigador.

El núcleo accumbens, explica el doctor Apkarian, es un centro importante del cerebro que se encarga de evaluar y "enseñar" al resto del cerebro cómo reaccionar ante el mundo exterior.

Los científicos creen que esta región utiliza las señales de dolor para "instruir" al resto del cerebro a que desarrolle el dolor crónico.


BBC Salud

0 comentarios:

Publicar un comentario