SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

sábado, 5 de octubre de 2013

¿Te conoces bien?

La vorágine del día a día, la costumbre de adaptarnos a todo, etc. muchas veces no nos deja tomar consciencia de como vivimos. Solemos percibir un nivel normal autoestima en el desarrollo de nuestra vida pero, sin embargo, hay muchas cosas que se nos hacen difíciles y nos generan estrés, problemas , preocupaciones, etc. que no nos dejan disfrutar plenamente de nuestra vida.


Vivimos en una aparente normalidad, pero... ¿que sucedería si ese aparente bienestar estuviese saboteando nuestras verdaderas necesidades? ¿Y si hoy nos cuestionamos como estamos y nos atrevemos a indagar en nosotros mismos?

"Conocer es querer", y estar abierto a mirarse completamente, observando virtudes y defectos, cuestionando nuestras acciones y resultados, es un ejercicio de valentía con uno mismo, que puede responder a muchas de nuestras insatisfacciones y abrirnos a una nueva realidad.

Te propongo hoy, hacer este sencillo ejercicio, y atento! porque puedes llevarte alguna sorpresa al realizarlo...

Responde honestamente a estas preguntas:
- ¿Te angustias frecuentemente?
Quizá siempre  estás previendo lo peor, aunque sepas que no es nada probable...
- ¿Te gustan las cosas solo cuando están perfectas?
Siempre ves aquello que falla de tus actuaciones o las de los demás. Quizá escondes un miedo a ser criticado por los demás
- ¿Evitas hacer cosas que te gustarían por miedo a fracasar?
Es necesario seguir nuestra intuición para lograr el  bienestar en nuestros proyectos de vida. El fracaso siempre es temporal, y no es mas que la forma de entender como no se hacen las cosas. Desmitifica el fracaso, y no te paralices por ello, sino, deberías revisar tu estima personal.
- ¿Te esfuerzas por complacer primero a los demás y te dejas siempre para el final?
Puede que no te hayas percatado, pero en los aviones se advierte, ante un caso de alarma, el primero en colocarse la máscara de oxígeno, antes de atender incluso a los propios hijos, es uno mismo.

Las preguntas continúan, pero quizá por ahora, es suficiente.

Puede que el camino del  autoconocimiento y desarrollo personal  no te haya parecido necesario en ningún momento de tu vida, sin embargo me gustaría recordar hoy que puede ser una herramienta poderosísima para descubrir todo lo bueno que hay dentro de nosotros.

Conocerse, indagar sin miedo en uno mismo, permite descubrir todo aquello que necesitamos cambiar en nosotros, para alcanzar nuestros deseos más profundos de felicidad.

¿Que  pregunta necesitarías responder tu para conocerte mejor?


0 comentarios:

Publicar un comentario