SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

martes, 4 de marzo de 2014

5 formas de mantener una actitud positiva y dominar tus emociones

La capacidad de mantener una actitud positiva ante las dificultades de la vida a través de los pensamientos, es lo que determina nuestra salud emocional.

¿Te has dado cuenta como las palabras que utilizas para describir o interpretar lo que sucede a tu alrededor desencadenan emociones de felicidad o infelicidad?

Cuando eres capaz de ver las cosas de manera constructiva y buscas lo bueno en cada situación, la tendencia natural es a permanecer alegre y optimista.

Puesto que la calidad de la vida viene determinada por cómo nos sentimos momento a momento utilizar afirmaciones positivas, tener la habilidad de enfocarse en lo que se quiere y mantener la mente alejada de  aquello a lo que se teme es una habilidad que genera bienestar emocional.

Hoy te propongo algunas maneras de mantener esa actitud positiva. Se resumen en crear un pensamiento positivo que sea consistente con tus objetivos, mantener en mente lo que quieres hacer y la imagen de la persona que quieres llegar a ser.

Estas son las cinco ideas que pueden ayudarte a conseguirlo:

1. Decide de antemano que pase lo que pase no te vendrás abajo. Se trata de aprender a responder de una manera constructiva ante las experiencias. Deberás tomar una respiración profunda, aprender a relajarte y a observar la situación con neutralidad. Al tomar esta decisión con anticipación, realizas una preparación mental que evitará que pierdas el equilibrio cuando las cosas vayan a mal.

2. Neutraliza los pensamientos negativos. Se trata de repetirte afirmaciones positivas como: "Me siento saludable, me siento feliz, me siento genial!" Por ejemplo, cuando te dirijas a tu trabajo repite sin dudar: "Me gusta, me encanta mi trabajo!" Di cosas como, "¡Hoy es un gran día. Es maravilloso estar vivo!" La Ley de expresión nos dice:" Lo que se expresa se imprime" Y en realidad nuestros pensamientos tienen mucho poder. Comprueba como lo que te dices a ti mismo o a los demás es más probable no sólo que se repita, sino que se convierta en una parte permanente de su personalidad. Sino, piensa en ese “travieso de la clase” ¿recuerdas cómo se comportaba?

3. Considera los reveses inevitables de la vida como algo temporal, concreto y externo a ti, y mantén tu neutralidad interior. Mira a la situación negativa como un acontecimiento aislado y no lo pongas en relación  con otros acontecimientos potencialmente perjudiciales que puedan ocurrir. Hay factores externos sobre los que no tienes control, asúmelo y actúa sobre lo que si puedes influir (en ocasiones solo sobre ti mismo).

4. No es posible aprender o crecer sin pasar por adversidades que hay que enfrentar. Por tanto, dale la bienvenida a cada dificultad diciendo: "Cada experiencia trae una enseñanza nueva a mi vida, es una oportunidad para crecer", y luego, examina  la situación y extrae el mensaje positivo que pueda contribuir a mejorar tu situación o tu vida.

5. Mantén tus pensamientos enfocados en tus metas y tus sueños. Si las cosas van mal piensa que solo será temporalmente así. Puedes responder diciéndote a ti mismo: "Confío en el resultado perfecto de todas las situaciones de mi vida”, “Renuncio a que la realidad se ajuste a lo que debería ser”.

Decide ser  positivo y utilizar toda tentación de responder negativamente a alguien como una oportunidad para crecer.

La madurez emocional es la capacidad de ser objetivo ante “el caos” y no dejarse llevar por las emociones más derrotistas.  La persona que conoce sus emociones no tiende al enfado, se molesta o se distrae. Tiene la capacidad de hablarse de una manera positiva y de mantener su mente bajo control, independientemente lo que ocurra en el exterior.

El resultado de esta actitud madura es una mayor sensación de control e influencia sobre el entorno.

Si estás interesado en practicar estas actitudes potenciadoras y ver los efectos que tienen en tu salud, asiste a los talleres y conferencias gratuitas programados este mes de marzo y comienza a trabajar tus emociones más debilitantes (miedo, ansiedad, ira, etc.)

Inicia el camino de crecimiento personal y de tu salud!

0 comentarios:

Publicar un comentario